Uncategorized

Adventistas veganos

Existe una religión llamada Adventistas del séptimo día que cuenta con más de veinte millones de seguidores. Surgieron como protestantes, aunque se diferencian en peculiaridades como la visión del sábado como el día de descanso, y otras que nos atañen más, tales como aconsejar a sus seguidores un estilo de vida saludable, realizar actividad física, no beber alcohol, no fumar y llevar una dieta vegetariana. Esto les ha llevado a ser, en Loma Linda (California), una de las poblaciones más longevas (que más esperanza de vivir tiene) y que mayor calidad de vida poseen. No es extraño ver a centenarios/as adventistas realizando caminatas y llevando un día más activo que la mayoría de la población a los 80. En Loma Linda, más de la mitad de los 24.000 habitantes son Adventistas, y aquí las premisas por parte de la iglesia son claras: no fumar, no beber alcohol, moverse y comer vegetariano.

Desde que a los adventistas se les identificó como saludables y longevos, se han realizado varios estudios de cohorte para ver la relación que tiene su estilo de vida en la salud, de hecho, los realiza la Loma Linda University Health (1)

Existen 3 estudios de cohorte realizados en Loma Linda, el último, el Adventist Halth Study 2 (AHS 2) se inició en 2002, y todavía se está realizando, así que van saliendo revisiones con los datos que se van publicando. Por ejemplo, en esta revisión (2) de las 3 cohortes de los adventistas: Adventist Mortality Study, Adventist Health Study 1 y Adventist Health Study 2 (AMS, AHS 1 y AHS 2) el objetivo fue evaluar los resultados de la salud y la enfermedad en dietas vegetarianas (ovo-lacto y veganas) en las enfermedades crónicas, comparándolas con las no vegetarianas (omnívoras). Veamos las características de estos 3 cohortes:

Lap Tai Le y Joan Sabaté (2014)

Podemos observar que, a pesar de ser estudios observacionales, tienen un fuerte poder estadístico. En el AHS 2, que comenzó en 2002, aumentó el número de sujetos considerablemente, así como el rango de edad, que llega hasta los 112 años. Lo fuerte de estos estudios es, sin duda, que se evalúa a gente que prácticamente sigue las mismas pautas de estilo de vida, excepto la dieta, que se diferencian, como ya he comentado, vegetarianos-veganos y omnívoros. Entonces podemos interpretar mejor de qué modo afecta la dieta basada en plantas en la salud. Vayamos a los resultados:

ENFERMEDADES CARDIOMETABÓLICAS

Para el riesgo de enfermedades cardiometabólicas: los vegetarianos tenían un 55% menos de riesgo de padecer hipertensión, la probabilidades de desarrollar diabetes, eran entre 25% y 49% más bajas en los vegetarianos comparado con los no vegetarianos, y el riesgo de padecer síndrome metabólico era aproximadamente de la mitad. Como podemos observar en la imagen, se incluyeron referencias de las tres cohortes y todos los resultados son estadísticamente significativos.

Lap Tai Le y Joan Sabaté (2014)

CÁNCER

Los vegetarianos obtuvieron una reducción del 8% en el riesgo de padecer cáncer en general. En cuanto a los cánceres específicos, los vegetarianos tenían: un 50% menos de riesgo de padecer cáncer de colon, un 23% menos de cáncer del tracto digestivo y un 35% menos de riesgo de padecer cáncer de próstata en comparación con los omnívoros. A su vez no se encontraron diferencias estadísticamente significativas en lugares como el pulmón, mama y útero.


Lap Tai Le y Joan Sabaté (2014)

MORTALIDAD POR TODAS LAS CAUSAS

En las 3 cohortes (AMS, AHS 1, AHS 2), los vegetarianos experimentaron una disminución del 10% al 20% en la mortalidad por todas las causas. De manera similar, los vegetarianos tuvieron de un 26% a un 68% menos de riesgos de mortalidad por enfermedades cardíacas isquémicas, enfermedades cardiovasculares y enfermedades cerebrovasculares. Los vegetarianos experimentaron una reducción del 48% en la mortalidad por cáncer de mama, y una modesta reducción del 12% al 15% de los riesgos de la mortalidad total por otras causas. No se encontró ninguna reducción significativa de riesgos en la mortalidad por causa específica entre los vegetarianos, en particular para los cánceres de estómago, colorrectal, pulmón y próstata.

Lap Tai Le y Joan Sabaté (2014)

FACTORES CARDIOMETABÓLICOS

En esta ocasión, se diferenció y comparó a los ovo-lacto vegetarianos, veganos y omnívoros. Esta vez la cohorte era solo del AHS 2. Para todos los resultados relacionados con la salud cardiometabólica, los veganos tenían un riesgo menor que los lacto-ovo-vegetarianos en comparación con los no vegetarianos.

Lap Tai Le y Joan Sabaté (2014)

RESULTADOS de la mortalidad por todas las causas y por causas específicas, comparando a los adventistas lacto-ovo-vegetarianos, veganos y omnívoros.

Los lacto-ovo-vegetarianos experimentaron una reducción del 9% de los riesgos para la mortalidad total por todas las causas. Los veganos tuvieron un 14% menos de riesgos de mortalidad por todas las causas en los hombres. Los hombres lacto-ovo-vegetarianos y veganos experimentaron un 23% y 42% de reducción de riesgos de mortalidad por ECV, (Enfermedad Cardiovascular) respectivamente. Los varones veganos también tuvieron una reducción del 55% de riesgo de enfermedad cardíaca isquémica. En general, la reducción de riesgos en la mortalidad por todas las causas y por causas específicas fue mayor en los hombres que en las mujeres.

Lap Tai Le y Joan Sabaté (2014)

Lo que nos dice el grueso de los resultados es que a mayor consumo de vegetales, menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, metabólicas y cáncer. Como todos los estudios, tiene sus limitaciones, este es un estudio observacional, pero a gran escala. Algunos resultados que parecen contradictorios, pero para aclararlos, incluso para profundizar más en todos estos resultados, deberíamos buscar estudios con menos limitaciones o mejor diseñados, lo haremos. Hay que tener en cuenta que en el mundo de la salud y la nutrición influyen muchas variables. Pero en general, los adventistas veganos que hacen deporte, son los más longevos de su comunidad.

Según la evidencia científica, no solamente se puede vivir a base de plantas, sino que llevando un estilo de vida saludable, probablemente vivirás más y mejor.

Este post solo pretende ser informativo. Si tienes cualquier duda o enfermedad, consulta siempre a tu médico/a o a un/a profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *